Sueña con el amor de tus amores

Sueña con el amor de tus amores

Un sueño lúcido es un sueño durante el cual podemos mantenernos conscientes de que estamos soñando, y de esa forma podemos modificar el sueño.

Tal como afirma Wikipedia, los sueños lúcidos han sido adecuadamente estudiados científicamente, y su existencia está bien establecida tal como puedes comprobar en la profusa bibliografía que menciono al final de esta nota.

La utilización del adjetivo “lúcido” como sinónimo de “consciente” fue introducido en 1867 por el escritor, sinólogo y especialista en sueños francés Léon d’Hervey de Saint-Denys, en su obra Los sueños y cómo controlarlos (en francés Rêves et les moyens de les diriger).

La mayoría de los sueños lúcidos suceden en la etapa de sueño paradójico (o sueño rem) y mediante un proceso que puede ser fortuito o desencadenado mediante el aprendizaje.

La consciencia de soñar le da al soñador la posibilidad de controlar deliberadamente, no sólo sus acciones, sino también el contenido y desarrollo de los sueños. (La capacidad de reconocer y controlar los estados oníricos se menciona en textos budistas del siglo VII. En Occidente se ha estudiado el fenómeno en condiciones de laboratorio desde finales de los años 1970).

El psicólogo de la Gestalt Paul Tholey distinguía el sueño normal del lúcido con base en los siguientes siete criterios:

1) el soñador sabe que sueña

2) dispone de su libre albedrío

3) cuenta con sus capacidades normales de raciocinio

4) la percepción de sus cinco sentidos es comparable a la de la vigilia

5) cuenta con los recuerdos de los que dispone cuando está despierto

6) al despertar recuerda con claridad su sueño

7) y es capaz de interpretar el sueño dentro del sueño mismo.

Para Tholey es esencial satisfacer los cuatro primeros requisitos. Otros autores insisten sobre la sensación de estar presentes en el aquí y el ahora del sueño así como en la capacidad de poderlos controlar.

Se señala con frecuencia que la experiencia de la lucidez en el sueño debe aprehenderse como un continuo y que el grado de lucidez varía desde la toma de conciencia mínima definida por Green hasta el ideal descrito por Tholey.

Para poder tener sueños lúcidos es decir sueños dirigidos conscientemente hacia un objetivo que hemos pre establecido nosotros, se requiere una atención concentrada y una práctica imposible de obtener en medio de nuestra vida cotidiana.

En realidad el entrenamiento del sueño lúcido para la resolución de nuestros problemas cotidianos es una técnica tan valiosa que en Estados Unidos se abonan $ 2.600 dólares para poder aprenderla (Como puedes comprobar en este sitio web: http://www.lucidity.com/DAA-UCSD/index.html)

Quienes han practicado esta técnica la definen como:

• “Una de las más profundas experiencias de mi vida…”
• “Una aventura de primera clase…”
• “Tuve sueños lúcidos consecutivamente durante 5 noches seguidas.”
• “Un técnica transformadora en muchos sentidos…”
• “Cuanto más exploro mi período de sueño, más lúcido me vuelvo en mi vida cotidiana…”
• “Esto es realmente fantástico.”
• “Esta experiencia es una inspiración.”
• “He logrado tener nueve sueños lúcidos luego de concurrir al seminario…”

Imagínate ahora por un momento que no solo puedes soñar con lo que se te de la gana, o que puedes soñar con quien quieras y hacer con esa persona lo que quieras, y además puedes permanecer despierto mientras lo haces, y tener al mismo tiempo una vívida sensación de realismo…

¡Pues esto es exactamente de lo que el sueño lúcido se trata!

Como te podrás imaginar conozco muchas técnicas de Control Mental, y esta es una de las más espectaculares. No te voy a decir que es la más espectacular de todas, pues existen varias técnicas sencillamente increíbles, pero esta es una de la cual nunca te olvidarás, y es sólo una de de las increíbles técnicas de mi Seminario El Espejo Cósmico.

Con mis mejores deseos
Dr. Roberto A. Bonomi

Te invito a descubrir el verdadero poder de tu mente mediante ESTE seminario

BIBLIOGRAFÍA SOBRE EL SUEÑO LÚCIDO:

Léon d’Hervey de Saint-Denys, Les Rêves et les moyens de les diriger, Éditions Oniros, 1995 (première édition 1867) (ISBN 978-2-909318-04-2)
Patricia Garfield, La Créativité Onirique, du rêve ordinaire au rêve lucide, Éditions de La Table Ronde, 1983 (ISBN 978-2-7103-0122-6)
Olivier Clerc, Vivre ses rêves: Techniques pour se rappeler, interpréter, programmer ses rêves, et pour induire des rêves lucides, Éditions Hélios, 1984 (ISBN 2-88063-005-7)
Stephen LaBerge, Le Rêve lucide, Éditions Oniros, 1991 (ISBN 978-2-90931-806-0)
Stephen LaBerge, Howard Rheingold, Exploring the World of Lucid Dreaming, Ballantine Books, 1991 (ISBN 978-2-35118-024-0)
Carlos Castaneda, El arte de soñar, Emecé, 1994 (ISBN 987-1144-91-1)
Charles McPhee, L’aventure du rêve lucide: comment traverser vos nuits en pleine conscience, Éditions JC Lattès, 1997 (ISBN 2-7096-1799-4)
Olivier Moyano, Rêve et Chamanisme, Accarias L’Originel, París, 1998 (ISBN 2-86316-068-0)
Tenzin Wangyal Rinpoché, Yogas tibétains du rêve et du sommeil, Éditions Claire Lumière, 2001 (ISBN 2-905998-57-1)
Sandrine Colas, La pratique du rêve lucide, Anagramme éditions, 2001 (ISBN 978-2-35035-061-5)
Lalie Walker, Vivre le rêve, accéder au rêve lucide, Éditions de la Martinière, 2007 (ISBN 978-2-84675-229-9)
Alexandre Quaranta, Rêver pour S’éveiller – Manuel pour l’exploration paradoxale du rêve lucide, éditeur Alexandre Quaranta, 2007
Magali Chétrit, Le rêveur lucide, Economica, 2007 (ISBN 978-2-7178-5464-0)
Sófocles Dans, Onironáutica, Oeral Ediciones, 2011 (ISBN 978-84-938123-2-4

Deja un comentario